coroma (español)

Publié le par JULIEN M

Hola todos,

Caminaremos hoy en territorio Bríbrí, más precisamente en el pueblo de Coroma. Este pueblo aislado a orillas del rio “Coén” es accesible solamente con una lancha. Los habitantes en conjunto con ATEC desean ver el turismo llegar en este lugar de tanta belleza, organizar tours con la comunidad de Coroma y así diversificar los ingresos de los habitantes. Pero hay un problema mayor ahorita, el del abastecimiento del agua hasta el pueblo. Hasta hoy, los habitantes de Coroma no tienen agua potable. Desde noviembre, uno de los proyectos mayores de ATEC para el desarrollo es encontrar donaciones para construir un acueducto entre el rio y el pueblo.

Con Alaine y Ana de ATEC, dos ingenieros en irrigación, un empleado de la ferretería de Bríbrí y Edwin Patterson nuestro antiguo diputado y también miembro de ATEC, fuimos temprano por la mañana sobre las pistas de tierra hacia el pueblo de Suretka donde nos esperaba una lanchita. Ese viaje en lancha fue memorable, con 10 personas en el bote, pequeños rápidos a pasar contra corriente y atrás de mí, escondiéndose, el hijo del capitán que achicaba con su bota de plástico el agua presente en la lancha. Llegamos sobre  tierra firme, y nos esperaba un bus para ir hacia el pueblito. İ Con este bus no se necesita el aire acondicionado, no hay parabrisas!

La lluvia de la noche se había ido y un sol quemador apareció. La caminata empezó sencillamente, caminando en senderos pero, poco a poco la dificultad aumentó. Caminamos a través de campos con hierbas grandes, en medio de las plantaciones de plátanos, cruzando varias veces el río, en senderos con mucho barro, con una tasa de humedad increíble debajo del canope y con el sol peligroso en áreas sin árboles. Por fin, subimos rio arriba para llegar a un lugar donde ya había cemento para construir un tanque de agua. 

Hicimos una pausa bien merecida, y nos quedaba solamente un pequeño esfuerzo hacia la fuente de agua. Ahí, los ingenieros calcularon el flujo del agua y la altitud en la cual estábamos. A la vuelta, quisieron tomar otro camino y hacer otros análisis. Pero el problema fue que no había camino! Zenon, nuestro guía tuvo que crear uno nuevo con su machete.

La construcción de este acueducto, largo de algunos kilómetros, sobre terrenos difíciles, y con una variación de altitud muy pequeña entre la fuente y el último tanque en el pueblo parece ser una misión imposible pero eso no impresiona a los expertos de la compañía de tubos. Los habitantes de Coroma proveerán la mano de obra, pero todavía es preciso encontrar bastantes donaciones para comprar más de 500 tubos necesarios para la construcción. Si usted quiere participar en este proyecto, contacte atecmail@gmail.com

Pura vida,

Julien MEREAU

 DSC05664


 

Publié dans stage ATEC

Commenter cet article